Las páginas web son escaparates para los negocios y deben contener la información que un posible cliente está buscando.
Para tener una página web adecuada hay que poner atención en los siguientes factores:

Diseño responsivo

Es indispensable que el contenido de una página web se adapte al tamaño del dispositivo donde se esté viendo y que los elementos como texto y botones tengan el tamaño adecuado para cada caso. Por ejemplo, un botón debería tener un tamaño superior a 44 pixeles de altura para facilitar la tarea de hacer clic en un dispositivo táctil como tablet o celular. Así mismo, todos los elementos que contengan enlaces deben tener un espacio adecuado entre sí que evite que el usuario cometa errores.

Primer vistazo

Un visitante concede unos pocos segundos a cada página web que entra, antes de decidir si se queda a explorarla o busca otra página. Tomando en cuenta eso, el primer vistazo de la página web debe ser atractiva y contener información muy breve sobre lo que va a encontrar en tu página web. Es muy útil poner en la sección principal el giro de negocio, por ejemplo: Fabricante de pinturas en México y una imagen que refuerce ese mismo mensaje.

Establecer un objetivo

Un sitio web debe guiar a un visitante a través del contenido de su página principal. Deben organizarse de manera que una persona que no conozca el negocio encuentre rápidamente lo que busca, sin descuidar los objetivos de negocio. Por ejemplo; un médico quiere que hagan citas en su consultorio por tanto debe mostrar los servicios que consulta y resaltar un botón que realice una llamada a su consultorio.

Buen diseño

Aunque es un tema subjetivo, debido a que lo que le gusta a una persona puede no gustarle a otra; es necesario que un sitio web tenga un buen diseño. Se recomienda utilizar uniformemente fuentes, colores y tipo de imágenes de manera que los elementos comuniquen armonía y consistencia. Selecciona un tipo y tamaño de fuente para los títulos, otra para los párrafos y utiliza un patrón en colores, iconografía e imágenes en todo el sitio.

Buen funcionamiento

Todos los elementos que están presentes en una página web deben funcionar. Es buena práctica realizar una inspección de un sitio web que asegure que los botones, enlaces, imágenes y formularios realicen las acciones para las que fueron creadas.

Velocidad

El servidor donde se encuentre alojado tu sitio web debe tener capacidad suficiente para mostrar tu página web en unos pocos segundos, de lo contrario los visitantes saldrán del sitio antes de ver lo que ofreces. Además, debes optimizar el tamaño de las imágenes: en los dispositivos no es necesario tener resoluciones mayores a 72 pixeles, debido a las limitaciones que tienen las pantallas, cualquier resolución mayor, no mejorará la calidad de tu imagen y si aumentará el tiempo de carga. Por último, cuida el uso de plugins y mantén actualizado tu sitio para ayudar a mejorar el rendimiento.