Portada atractiva

El primer bloque que se muestra al entrar a nuestro sitio debe comunicar de forma rápida y eficaz el giro del negocio, los tipos de productos o los servicios que ofrecemos.

El usuario decide en unos pocos segundos si la página a la que está entrando tiene lo que busca, por lo que no es conveniente saturarlo de información. Basta con un título y una breve descripción acompañado de imágenes o videos llamativos que refuercen la idea.

Debemos incluir, al menos una llamada a la acción, que de forma persuasiva guíe al usuario dentro de la página a la acción deseada: ver productos, hacer cita, contactar, etc.

Tomar en cuenta la adaptación a la versión celular, tableta y computadora de escritorio. Los elementos se deben configurar de manera que su disposición sea correcta en cada uno de los dispositivos.

Estructura de la página de inicio

La página de inicio o home es de alta importancia y tiene la función de organizar el contenido de interés de nuestro sitio. Es recomendable hacerlo por secciones, de forma que el usuario encuentre en cada bloque un tema diferente y este enlazado hacia otros bloques o páginas internas que muestren más información de un contenido en concreto.

El orden de las secciones debe ser el peso que tienen dentro del negocio, de manera que el segundo bloque debe contener la información más importante para el usuario y para el negocio.

La información sobre quienes somos no debe ir en el segundo bloque, a menos que sea más relevante que la información de productos o servicios.

Contacto

Incluir las formas de contacto adecuadas para nuestro segmento de mercado y revisarlas habitualmente. Puedes elegir tantas como sea necesarias: teléfono, correo, whatsapp, dirección, redes sociales, sistemas CMR, email marketing y formulario de contacto.

Es importante que el usuario las encuentre fácilmente, por lo que es recomendable tenerlas en el pie de página, en un botón flotante y/o en una página específica de contacto.

Páginas internas

Las páginas internas sirven para profundizar en cada una de las secciones o categorías de nuestra información, de manera separada y ordenada. La intención es que, en cada una de ellas, el usuario encuentre toda la información que necesite sobre su producto, servicio o contenido de interés.

Puedes optar por no tener páginas internas, si toda la información que trasmitirás cabe en la página principal. Llamamos página simple o “onepage” a este tipo de diseño. En este caso hay que cuidar que la página principal no sea extremadamente larga y permita al usuario navegar fácilmente por la información.

Elementos de navegación

Menú: este elemento ayuda al usuario a navegar a través de nuestro sitio web y encontrar la información que requiere fácilmente. Debemos utilizar al menos un menú en la parte superior de la página y debe estar visible en todo el sitio.

Botón de volver arriba: este botón solo aparece cuando el usuario sobrepasa la información de la pantalla haciendo scroll hacia abajo y ayuda a regresar a la información superior con un movimiento suave.

Hilo de Ariadna: es un estilo de navegación que muestra la ruta que ha seguido un usuario desde la página de inicio. Tiene la función de ubicar al usuario en el sitio y la facilidad de volver sus pasos hacia la página principal fácilmente.